Enfermedades

Tratamientos

Con fines didácticos, separaremos esta sección en dos grupos de várices, aquellas várices que requieren un tratamiento estético, ya sean las telangiacteaseas o varículas y aquellas várices que requieren de un tratamiento correctivo como son várices y sus complicaciones.

Fleboestética (tratamiento médico con una visión estética para corrección de várices):

 Presoterapia:

Es un tratamiento terapeútico específico para mejorar el sistema circulatorio venoso, el sistema linfático y algunos equipos especiales el sistema arterial, además de proporcionar otros beneficios estéticos. El paciente se pone unas botas neumáticas que, mediante chorros de aire, ejercen una presión en la zona a tratar. Esta presión reactiva el sistema circulatorio y linfático, produciendo numerosos beneficios. El paciente nota un masaje con una presión agradable y relajante. Al reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación en el cuerpo y provoca una mejora en la circulación de nuestra sangre, evitando así los dolores provocados por piernas cansadas o miembros adormecidos


 Fototermoesclerosis:

Es un tratamiento para las arañas vasculares y telangiectasias, su principio está basado en la acción de una onda de alta frecuencia la cual realiza un efecto térmico focalizado en la punta de un filamento muy fino que se coloca sobre la varicosidad y que hace que la vena se coagule y desaparezca posterior a algunas sesiones.

Este tratamiento genera una ligera molestia muy tolerable


 Eslceroterapia Líquida:

La escleroterapia es un tratamiento que tiene muchos años lo cual da la tranquilidad de que en manos expertas da excelentes resultados.

Consiste en la aplicación de una substancia llamada esclerosante dentro de la luz de la vena, esta substancia genera una irritación de las paredes venosas de forma local sellando la várice y despareciéndola por consecuencia.

¿Cómo se hace la escleroterapia?

La escleroterapia se realiza en el consultorio o en quirófano para algunos casos seleccionados. En la mayoría de los casos, una solución estéril derivada del alcohol, se inyecta en la vena usando una aguja muy fina. El número de las venas varicosas inyectadas en una sesión es variable, dependiendo del tamaño y de la localización de las venas, y de la condición médica total del paciente.

Puede ocurrir un leve malestar, y pueden existir riesgos de alergia al medicamento así como en manos no capacitadas puede presentarse complicaciones como úlceras. De acuerdo al grado, tipo de varices y características del paciente es el tratamiento de elección que decidirá el médico tratante. La elección de este tratamiento primeramente siempre debe ir en función de la salud y posteriormente de la estética del paciente.


 Escleroterapia:

La escleroterapia es un procedimiento médico que debe de realizarse por angiólogos y/o cirujanos vasculares exclusivamente; es una técnica que existe desde hace mucho tiempo con excelentes resultados cuando se realiza por expertos, pero que se ha ido desacreditando pues se realiza en muchos centros estéticos con personal no capacitado y con resultados catastróficos.

En Clinica Venart este procedimiento es realizado por especialistas en el área.

La escleroterapia es un procedimiento médico usado para tratar las venas varicosas y las “arañas venosas.” La escleroterapia implica una inyección de una solución directamente en la vena varicosa.

Se utilizan lámparas especiales conocidas como transiluminación que permite observar adecuadamente la várice y su origen, esta lámpara permite realizar un procedimiento más seguro, más eficaz y con menos medicamento.

La solución que se inyecta dentro de la vena se conoce como esclerosante, existen diversos tipos, alguno de ellos puede convertirse en microespuma, esta microespuma es muy efectiva cuando es usada en várices de mediano y gran calibre.

¿Qué debes saber acerca de la escleroterapia?

En general la escleroterapia es muy segura, sin embargo, con cualquier medicamento puede generar una reacción alérgica, es por eso que para este tratamiento son excluidos los pacientes que tengan antecedentes de reacciones alérgicas al polidocanol y/o glicerina, otro cuidado que debe de tener en cuenta al realizar una escleroterapia es tratar de evitar la exposición solar a las áreas tratadas, cuando es inevitable la exposición solar por cuestiones laborables se recomienda el uso de bloqueadores solares, con factor de protección solar(FPS) mayor de 80.

La escleroterapia no genera incapacidad laboral ni interfiere con actividades físicas como ejercicio. Posterior a la escleroterapia pueden presentarse pequeños moretones en las áreas de punción.

La escleroterapia es un tratamiento que requiere una punción de una pequeña aguja del tipo que se utiliza para inyectar insulina a los diabéticos esto llega a generar un pequeño disconfort para el paciente, sin embargo, las molestias son muy tolerables, cuando vengas a tu sesión de escleroterapia a Venart ten una actitud tranquila, relajada, eso ayuda mucho a que las molestias sean menores.

La escleroterapia no es un tratamiento definitivo, reducirá o eliminará las várices que están enfermas en el tiempo del tratamiento, la durabilidad del tratamiento va en relación a factores de herencia familiar y factores predisponentes como sobrepeso u obesidad, uso de medicamentos tales como los hormonales; inclusive, en ocasiones, relacionadas con ciertas actividades físicas como aquellas que requieren largos periodos en posición de pie.

La escleroterapia se realiza en sesiones, el número de sesiones varía de acuerdo a cada paciente y a la cantidad de várices que se tenga.

En Clínica Venart la técnica de aplicación de la escleroterapia no requiere el uso posterior de vendas. Es importante que sepas que cualquier tratamiento de escleroterapia debe ser precedido por un tratamiento farmacológico y ejercicios especializados, conocidos como medidas de higiene venosa cuando menos diez días antes de efectuar el tratamiento de escleroterapia.


 Láser transdérmico:

Es una luz que se aplica sobre la piel, con características físicas muy especiales, que ejerce determinados beneficios terapéuticos de acuerdo a la fuente que la genere y al lugar en el que se la aplique. Consiste en la aplicación del láser para la eliminación de várices de forma percutánea, es decir, no invasiva, evitando inyecciones y vendajes. El tratamiento se hace en consultorio.

¿Cómo actúa el Láser Transdérmico?

En la terapia de várices con láser, se utiliza un dispositivo para entregar la energía láser sobre la piel de las várices superficiales. La energía del láser es absorbida por la sangre de las venas produciéndose un aumento de la temperatura local y el posterior cierre de las mismas. De esta forma, se tratan en forma selectiva los vasos de pequeño calibre, de manera confiable y segura, dejando intacto el tejido circundante. Está indicado en el tratamiento de várices subdérmicas y telangiectasias(arañitas).

El número de sesiones varía de acuerdo a la cantidad de arañitas que presente el paciente y estas van desde 3 hasta 7 sesiones las cuales se recomiendan que sean cada 2 semanas.


 Cirugía Láser Endoluminal

Para la eliminación de las venas varicosas mayores, el tratamiento recomendado es la cirugía endolaser. En este tipo de procedimiento, una fibra óptica conectada a un láser de diodo es introducida en el interior de la vena que se quiere esclerosar. La energía asociada al láser induce un proceso fototérmico irreversible, que provoca el cerramiento de la vena tratada. Es una cirugía breve, que se realiza con anestesia local, asistida en todo momento mediante control eco-doppler.

¿Cómo actúa el Láser Endoluminal?

Actúa por calor generando la precipitación de las proteínas de la pared de la vena, la cual colapsa (se cierra) e impide el pasaje de sangre por ella. Esto no debe preocuparle ya que automáticamente su cuerpo utilizará venas sanas para la circulación venosa de retorno al corazón. Las posibles complicaciones de este tratamiento son similares a cualquier procedimiento médico, como:

  • Durezas dónde se hallaba la vena
  • Hematomas
  • Inflamación
  • Infección

La cirugía endoluminal es un tratamiento seguro y sencillo, mínimamente invasiva y no requiere hospitalización. Permite obtener excelentes resultados médicos y estéticos, al mismo tiempo que supone la máxima comodidad para el paciente. Esto es así ya que, tanto el proceso como su posterior recuperación, son menos dolorosos (sin contusiones ni hinchazón tras la operación), permitiendo una muy rápida recuperación del ritmo de vida habitual.